Llegamos al cliente para ayudarlo con una renovación de imagen y del restaurant recientemente realizada, y que además de no ser 
de su agrado, no estaba funcionando.
Hicimos un plan de emergencia a corto plazo para el re-cambio de imagen y uno a mediano plazo para la nueva estética del restaurant.
 
Creamos una nueva identidad cromática y logo, junto con piezas gráficas más divertidas.
Para el restaurant decidimos cambiar el color de las sillas,resolvimos el problema de acústica que tenía con recursos decorativos, 
y forramos las paredes con la nueva gráfica.
De a poco fuimos efectuando pequeños cambios que terminaron de conformar la imagen actual.

El producto gastronómico estaba. La localización era buena y con los cambios realizados llegaron los clientes, y el éxito comercial.




Back to Top