La idea del cliente era reforzar el concepto de la marca de “sportgrill bar” y de corte popular.

Se nos ocurrió desarrollar una campaña basada en el uso de la letra K,que ya era usada por ellos en el nombre y en su logotipo.
Creamos frases que comunicaran el concepto de la marca y las volcamos a modo de graffiti en las paredes de los restaurantes.
Trabajamos los artes de los fondos de las paredes y de las mesas simulando espacios, lugares y texturas, en donde “expresábamos” esas ideas.

Hicimos lo propio con el menú, y a partir de una nueva sesión de fotos dimos un mayor protagonismo a los platos. 

La idea resultó divertida, y ampliamente aceptada por los clientes.



 
Back to Top