El fenómeno de las cervezas artesanales, refleja como pocos, la novedad de la transversabilidad en los negocios.
Quien la produce y quien la bebe comparten criterios éticos y estéticos.

Centenario Brewing Co, tenía planeado desarrollar tres variedades de cerveza bajo el nombre La Murga. Una IPA, un Kolsh, y una Porter, 
y tenían diseñada una etiqueta más próxima al mundo de las cervezas comerciales que de las cervezas artesanales.

Lo primero que hicimos fue crear un “storytelling” con personajes murgueros, que luego encargamos ilustrar en distintas situaciones 
vinculadas a los nombres que creamos para cada variedad de cerveza, relacionados con sus atributos y características. 
Ajustamos las historias a los nombres escogidos para cada variedad e identificamos esos nombres con un logo y con un color.

Desarrollamos las etiquetas a partir de un color negro para unificar la marca, y a su vez que connote la calidad Premium de la cerveza.
“Apasionada” para la IPA, “Atrevida” para la Kolsh y “Nocámbula” para la Porter.

Quedamos muy satisfechos con el resultado. A partir de su imagen quedó claro el compromiso ético y estético del producto.




Back to Top