Pensamos que en un año tan loco como este, surgirían propuestas atrevidas y 
tomas de decisión arriesgadas, lógicamente dentro de un marco de moderación razonable.

Aquí tenemos un ejemplo claro. Una emprendedora del rubro gastronómico, cruzó oportunidad de negocios y habilidad para producir. 
Tenía claro la importancia del naming,  la imagen general y el packaging y nos llamó.

Su propuesta coincidía con su idea de marca, estaba dentro e un estilo Provence. 
Algo francés clásico y moderno a la vez.

Después de un par de propuestas, tanto el cliente como nosotros nos inclinamos por Marion.

Definimos el frasco a utilizar, creamos los stickers de seguridad, nombres divertidos para las muy creativas infusiones, 
la indumentaria del personal y un elemento tipo booth para las promociones, y… Voila.




Back to Top