Siempre quisimos crear un Bar de Pizzas, y nos quedaba muy clara la diferencia entre una Pizzería y un Bar de Pizzas.
Entendimos que debía ser un espacio para experimentar. Comer la mejor pizza, beber las mejores cervezas o vinos, escuchar buena música y disfrutar su interiorismo.

Tuvimos mucha suerte de poder desarrollarlo. A esa idea primaría le agregamos el concepto de pizza napolitana y de masa madre, y propusimos la forma de estrella para su pizza top, y el formato rectangular como su “trade mark”.

Queríamos que tuviera un nombre acorde a la propuesta. Debía ser valiente, decidido y audaz. Le pusimos “Fiera”.

El interiorismo fue pensado en el cruce de aspectos Art Deco con Tropical Chic, Selvático, hogar de la Fiera, con toques industriales.
El marco propicio para convertirse en un lugar de encuentro.
Con el detalle de las lámparas se le dio una gran personalidad al bar, y con el tamaño del letrero del frente acentuar el concepto. “Acá estamos”.

El horno de leña dorado se convirtió en el corazón del negocio, y sus pizzas cumplieron las expectativas ampliamente.





Back to Top